Muchos proyectos, pocos se concretan… el sino del trabajador independiente.
Pero trabajar asalariado ya no es garantía de nada. Te pueden echar en un dos por tres por cualquier excusa y debes cargar con culpas ajenas (en general del perico inmediatamente arriba en la jerarquía). La única ventaja que le veo al trabajo apatronado es que te tienen que pagar las imposiciones y la isapre (aún cuando eso sale de tu sueldo). Cuando eres independiente, es más dificil y debes ser muy ordenado. ¿Trabajo para toda la vida? Una quimera.
El otro día lo conversaba con un amigo. En lugar de gastar energía mandándo currículums y buscando, mejor invertir tus pesos en armar una infraestructura propia y comenzar a crear proyectos, presentarlos y hacer tu propia micro-empresa.
Ventajas: libertad de movimiento, haces lo que te gusta, no le respondes a nadie, excepto al cliente.
Desventajas: las entradas no son regulares, hay que sacrificarse harto (por lo menos al comienzo), olvidarte de las vacaciones, sin contar que cualquier percance de salud tuyo o de tu familia significa un tremendo golpe que influye en la productividad y, por ende, en los $$ que entran.
Hasta el momento, en mi balanza, ganan las ventajas. Espero que siga así.