Anda cada pajarraco en la web… cosa de ver los foros de opinión.
Una consecuencia inesperada de la interacción en los sitios es que ciertos usuarios se creen dueños del sitio… y de cualquier cosa que ocurra en él y lo que haya detrás. ¿Por qué debo darle explicaciones a cada perico que pregunta (indignado) por qué saqué tal o cual sección, o por qué agregué otra?. A lo menos preguntaran como la gente.
Manejando los foros de la radio me he dado cuenta que la gente más intolerante es la que reclama para que la toleren. Miopes, cegatones, se quedan dentro de su parcela reducida y sólo allí está lo bueno y lo justo, lo estéticamente bello… todo lo demás está mal, porque ellos recibieron la iluminación y están en la senda correcta. Son los mismos que reclaman que la sociedad está en su contra, que la falta de oportunidades, que la cultura propia, etc… y cuando su alternativa se masifica reniegan de ella (porque se prostituyó, porque sólo hay poseros siguiéndola, etc.).
Son los famosos “hombres de un solo libro”. Que el cielo nos guarde de ellos.