“Yesterday I was told that Disney, the studio that owns Miramax, has officially decided to prohibit our producer, Miramax, from distributing my new film, “Fahrenheit 9/11.” The reason? According to today s (May 5) New York Times, it might “endanger” millions of dollars of tax breaks Disney receives from the state of Florida because the film will “anger” the Governor of Florida, Jeb Bush.”

Toda la info en el sitio de Michael Moore. Para los que no entienden ni jota del inglés, Disney prohibió a Miramax distribuir el último documental de Moore (“Farenheit 9/11”), porque el tema (lo que pasó antes, durante y después de los atentados a las torres gemelas y las conexiones de Bush con el cuento), podrían enojar al gobernador de Florida, el hermano del compadre de la White House. Y como él es el responsable de algunos “descuentos” en los impuestos de la compañía de Mickey, se asustaron.
Mala cosa ¿eh?