La veleidosa Ana Gloria

Manda una carta alegando que ha sido presionada. Luego se arrepiente y quiere anularla, pero la famosa cartita ya se había filtrado a la tercera. Se armó la de quico y caco en la suprema, su presidente dijo que lo único que quería era dejar el cargo, la oposición quedó con el gobierno servido en bandeja (ver aquí también) y en general todos quedamos con la sensación de “qué mierda pasa aquí”.
Pero hoy la Ana Gloria dice con todas sus letras, ante las cámaras de TVN, que “jamas he sido presionada”.
Comprendámosla. Las hormonas causas estragos y quizás todo comenzó un día R.
O quizás es una viborita disfrazada. En todo caso su mentor no debe quererla ver ni en pintura. Dice por ahí que ahora su sobrenombre es Judas. Pero yo no me hago eco de rumores malintencionados. Adelante mija, siga con lo suyo. Que mientras los juicios no sean orales en la región metropolitana, usted lo hace excelente para hacerlos públicos.

2 comentarios en “La veleidosa Ana Gloria”

  1. (pues algo ofende, sí, pero lo tomaré bien, que si no, termino con asma, aunque no dudo eso le afecte, a todas las mujeres les afecta).

    Pero me parece una salida algo liviana para un tema que involucra tantos elementos de importancia: una jueza, ministros, jueces, arcas fiscales, etc. El tema ha sido tomado con la seriedad que impone la jueza y su innumerable ropero creo. La información ha sido lo suficientemente sesgada, como siempre, para que no podamos en definitiva saber nada. Es decir, o bien la señora se encontró con la colita de un elefante o bien sus convicciones le sobrepasan su sentido común. Vete tú a saber… y que ganas de saber.

    slds. P.

Deja un comentario