Después de una dura semana y un corto campamento, estoy de vuelta. Si mis cálculos son correctos, salimos super bien parados y en excelente pie para financiar el campamento de verano. Bacán.
Sólo una cosa: ¡qué manera de hacer frio en la cordillera!