Al rescate

Perdidos en ciudad extraña, decidieron llamar a algun conocido. Asi que tomaron el celular y se contactaron conmigo, a casi mil kilómetros de distancia para averiguar una dirección.
Me sentí como Oráculo.

Deja un comentario