Alaluz

En busca de la Aleteia

Las viejas costumbres no se pierden

“LAs FFAA han terminado viendo cómo la historia la escriben los adversarios y quienes, por conveniencia o pusilanimidad, cambiaron de bando.”

Así lo ve El mercurio, en su editorial del 6 de febrero, refiriéndose a la “tibia reacción” del ejército respecto a la detención de la cúpula de la DINA.
Afortunadamente el Comandante en Jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, no se quedó callado:

“¿qué esperaría El Mercurio del actuar del Ejército de Chile? (…) ¿O es que algunas (actitudes) menos “tibias” podrían ser?: Avalar el irrespeto a las decisiones judiciales; aceptar presiones indebidas de un afectado por fallos que le parecen inadecuados y carentes del debido proceso; actuar como órgano de presión ante los poderes del Estado y otras autoridades; emplear los medios del Ejército, entregados por la sociedad para la defensa de Chile, en acciones de fuerza de diferente grado y naturaleza; amparar, promover o aceptar actos internos de rebeldía castrense en una institución jerarquizada y disciplinada; Amenazar, directa o indirectamente, para hacer prevalecer la visión institucional del problema de fondo (que el editorialista soslaya), el cual ha sido debidamente expuesto, en reiteradas oportunidades, a todo el país y sus autoridades por el comandante en jefe del Ejército, por los canales que corresponde, en todas sus dimensiones y desde que inició su gestión de mando.
No, señor director, mi responsabilidad, independiente del calificativo que le dé ese medio de comunicación al proceder de la institución, es que cada chileno tenga la seguridad de contar con un Ejército fiel al mandato del orden constitucional vigente, donde los conciudadanos perciban que nos debemos a la sociedad toda (debo recordar, de paso, que el Ejército no presume “adversario” a ningún chileno) y que la institución tenga un nivel profesional y de eficiencia que a Chile le brinde seguridad, defensa y paz.”

El Mercurio nuevamente mostró la hilacha. Golpista, como siempre. Bien por Cheyre. Ojalá TODOS los comandantes del ejército hubiesen sido así.

« »

© 2017 Alaluz. Tema de Anders Norén.