El fortalecido Presidente Meza, de Bolivia, debía aprovechar el veranito de San Juan para dar un discurso a la galucha, con un tema que concitara unión: el mar.

“En ese sentido, el gobernante boliviano aseguró que una solución a la demanda marítima de su país podría llevar a un acercamiento entre Bolivia y Chile en temas como el energético. “La solución del problema marítimo boliviano puede cambiar dramáticamente, en el mejor sentido de la palabra, las posibilidades de integración energética entre Bolivia y Chile”, afirmó. En la tarde, el mandatario reiteró, en todo caso, que la exportación del gas será por Perú.”

Haciendo punto aparte de que este es un discurso para bajar la presión en su país, de comprar algo de tiempo para hacer las cosas y demostrar que está comprometido a concho con la causa boliviana, yo me pregunto: ¿Qué confianza se puede tener en que cumplan los compromisos pactados? ¿Quién no asegura que depongan al presidente, pongan otro, y luego todos los tratados y acuerdos se desconozcan?¿Quién da un mínimo de confianza en que cumplirán la palabra dada? ¿ah? Como a los argentinos, no les creo ni una palabra. La única solución para el problema energético es ser independientes, generar nuestra propia energía.


P.S.: Me acordé de una amiga que fue a Bariloche a un tour top y resulto prácticamente una estafa De muestra un botón: Les prometieron un paseo por el bosque de lengas (o algo así)… y el famoso bosque no daba ni para invernadero. También ofrecían paseo por el pueblo artesanal… que era una casa (más encima cerrada) al lado del famoso bosque. ¡Ah! y también podían ver gnomos. Ellos pensaron que sería algo elaborado, con animitas y cosas por el estilo. Pero no ¿vieron Amelie? Bueno, pongan un grupo de esos gnomos adornando el “bosque” y tienen el espectacular paseo.

Ah! y los argentinos se quejaban que lo chilenos somos cagados, amarretes, pues por cada compra salían con la calculadora. Por lo que he escuchado, todos los chilenos hacen lo mismo (mi hermana, en paseo de curso, hizo eso, pues los querían estafar con unas poleras estampadas, aprovechando el cambio).

Bueno, si somos desconfiados, es por algo.