Alaluz

En busca de la Aleteia

Constantine

La semana pasada fuimos a ver “Constantine”, con la brujis. Según mi investigación previa, me esperaba un bodrio de película, porque así lo decía la “crítica” especializada. ¿Sus errores garrafales? Apoyarse en el efecto especial y la espectacularidad para relatar historias de posesión. Apartarse del sendero del “exorcista” y meter cuco con cosas asquerosas, desagradables y no con psicología.
En parte tienen razón. La película no busca ser un referente ni un testamento sobre cómo debe ser una película de terror/miedo/acción. Pero está muy lejos de ser la basura que se ha dicho.
Creo que el gran problema de los críticos es que no ven las películas por lo que son: en este caso, una cosa para pasar el rato sin más. Pero también creo que hay miedo incosciente ante el planteamiento del film. Sí, es excesivo. Sí, los personajes son acartonados. Sí, es ridículo que el exorcista tenga una escopeta con forma de cruz. Pero, y ahí está lo delicioso de la historia, cuestiona el orden divino. A efectos prácticos, durante casi el 100% de la película, Dios está ausente y es un maldito bastardo (por presindencia). Y es el diablo el que arregla el pastel.
Me imagino que no deja de ser algo provocativo para los fieles, o quienes tienen grabado profundamente el dogmatismo cristiano. Y esa, intuyo, es una de las razones de tan pésima crítica. Lo que es yo, la recomiendo totalmente. No es cine arte, pero está muy lejos de ser una basura intragable.

« »

© 2017 Alaluz. Tema de Anders Norén.