Algo bueno sale entre la desgracia. El gobierno Checo se pondrá con los fondos para realizar un estudio que medirá el daño causado por el incendio en las Torres del Paine.
“Estamos trabajando desde el primer día del incendio sobre esta materia y no vamos a descansar hasta tener un proyecto definitivo que nos permita, en un plazo razonable, reforestar esta zona que tiene un tremendo potencial turístico”, declaró el canciller Walker.

“El secretario de Estado del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Checa, Vladimir Zavázal, precisó que “la iniciativa de mi gobierno, expresada por nuestra visita a Chile, es la acción de un país que siente profundamente pena por lo que ocurrió, en una reserva que es Patrimonio de la Humanidad”.”