Trencito amarillo

El ministro Estevez alega que le parece muy extraño que en estos días haya reventado el tema de la gente que no puede tomar micros porque pasan muy llenas, siendo que el retiro masivo ocurrió en diciembre. Pues bien señor ministro, debo decirle que enero y febrero no cuentan, porque había menos gente en santiago (y que, dicho sea de paso, igual mantenían las micros llenas).
El asunto del transporte repleto comenzó en marzo, y desde hace 3 semanas que no puedo tomar micro, por lo que debo caminar hasta irarrázaval y armarme de paciencia para irme colgando en alguna.
Pero claro, cuando se usa auto y escolta, es dificil notar estos problemas cotidianos del chileno de a pie.
¡Ah! Y si se trata de sacar a las micros contaminantes, no me explico por qué anda una buena cantidad en pleno centro, frente a La Moneda, tirando humos negros y que se caen a pedazos. Quizás las vallas que tapan la construcción sirven de biombo para no ver lo que ocurre a menos de una cuadra del palacio de gobierno.

Una respuesta a “Trencito amarillo”

  1. No me entra en la cabeza que a menos de un año del Transantiago (en teoría) se les ocurra sacar tantas micros, total, la ciudad ya está como las ·”&$”%) en materia de smog, unos meses menos no dan la diferencia, además estoy aburrida de irme en latas de sardinas!!!

Deja un comentario