snif

Recuerdo cuando enfermarse equivalía a detener el mundo. Nada de clases ni ninguna responsabilidad. En camita hasta que se pasara la fiebre y las molestias… además de uno o dos días más para la convalecencia. Total, todo se solucionaba con un justificativo.
En cambio ahora ando con fiebre, malestares, una gripe caballa… y tengo que estar a la 8:30 donde el cliente y trabajar a full.
No hay derecho llorando.gif

Deja un comentario