Comunicación y enfermedad

He estado releyendo el libro fundacional “Teoría de la comunicación humana”, de Watzlawick, Bavelas y Jackson. Fundacional porque sus postulados siguen siendo válidos hoy endía, aún cuando fue escrito en la mitad de los 60 (publicado en el 67, asi que debe haber sido escrito por lo menos un año antes).

¿De qué trata? Pues de nada más y nada menos que sobre la forma en que nos comunicamos. Postulan ciertos axiomas (Proposición tan evidente, que no necesita demostración) sobre la comunicación y sobre ellos montan un sistema para entendernos.

¿Dónde radica la gracia? Pues que logran explicar muchas cosas, sobre todo algunas enfermedades o problemas psicológicos. Usted se preguntará ¿pero cómo el hablar sobre la comunicación va a influir en la sanidad/enfermedad de las personas? Entonces yo le respondería “¡pues claro que es así!”.

Para enteder el cuento, es conveniente resumir algunas de las ideas de este grupo de investigadores, por lo que comenzaré con los axiomas:

  • Todo acto es comunicación. Una palabra, un gesto, miradas e incluso el no prestar atención, comunican algo. Entonces, es imposible no comunicarse.
  • La comunicación no sólo transmite información, sino que también define la relación entre los comunicantes. Es decir, hay una metacomunicación (comunicación sobre cómo se comunican, o comunicación sobre la comunicación)
  • La naturaleza de una relación depende de la puntuación de las secuencias de comunicación entre los comunicantes. (aquí puntuación se entiende como dónde se inicia y dónde termina el acto comunicativo, o quién provee el estímulo y quién la respuesta. Un ejemplo lo explica mejor: un investigador entrena a una rata para que toque una palanca. Al hacerlo le recompensa con comida. Él está proporcionando el estímulo. Pero la rata puede pensar que ella entrena al investigador, pues cuando toca la palanca, él le da comida. Entonces, el estímulo lo da ella.)
  • Los seres humanos se comunican en forma digital y analógica. La digital es la palabra, y la analógica es todo lo demás (gestos, tonos de voz, sobreentendidos, actitudes corporales, etc).
  • Todos los intercambios comunicacionales son simétricos o complementarios, según estén basados en la igualdad o en la diferencia

¿Complejo? Personalmente no creo que tanto, en comparación a la cantidad de cosas que puede explicar.

Una cosa básica es entender que los participantes no reaccionan al contenido de la comunicación, sino a las relaciones que se establecen en ella. Si existe una relación simétrica, hay una escalada por definir la posición de sí mismo y del otro en la relación:

A: Cocino bien.
B: Aunque no sabes encender el horno.
A: Por lo menos no quemo las ensaladas.
B: Porque no te asomas por la cocina.

En este ejemplo, A se coloca en una posición que luego es minada por B. A lucha por volver a establecer la superioridad, y B nuevamente trata de subir un peldaño.

El ver a la comunicación como un sistema donde constantemente sus miebros definen su posición en él (o su rol) permite entender que ciertos tipos de comunicación (es decir, de crear relaciones) pueden causar problemas psicológicos.

Aquí es donde entra la famosa teoría del doble vínculo:

  • Dos o más personas participan en una RELACIÓN INTENSA COMPLEMENTARIA que posee un gran valor para la supervivencia física y/o psicológica de una, varias o todas ellas. Por ejemplo: la interacción paterno filial,- la situación de enfermedad,- la dependencia material,- el cautiverio; la amistad.- el amor: la lealtad hacía un credo; una causa o una ideología: la situación psicoterapéutica.
  • En ese contexto, se da un mensaje que está estructurado de tal modo que:
    • SE AFIRMA ALGO: ” Te quiero, hijo mío” (Digital)
    • AFIRMA ALGO DE SU PROPIA AFIRMACIÓN: Rechazo corporal (Analógico)
    • AMBAS AFIRMACIONES SON MUTUAMENTE EXCLUYENTES (No se puede querer y no querer a la vez)
  • Por último, SE IMPIDE que el receptor del mensaje se evada del marco establecido por ese mensaje, sea META COMUNICÁNDOSE (comentando) sobre él o ABANDONANDO.
  • La experiencia es REPETIDA en el tiempo, de modo que todo el conjunto de componentes ya no es necesario cuando la persona ha aprendido a percibir su universo en modelos de dobles vínculo.

Por experiencia en una relación así puedo contar que cuando estás inmerso en algo así, no te das cuenta. Como la comunicación es paradojal, uno trata de encontrarle sentido a algo que no lo tiene, por lo que gradual, pero inexorablemente, comienzas a consumir todos tus recursos (inteligencia, emociones, etc) tratando de solucionar lo insolucionable. El resultado: colapso.

Hay mucho mas que decir sobre este libro, pero les recomiendo conseguirlo para mas detalles.

Lo que es y no lo que se dice

Todo lo anterior tenía por motivo el dar un barniz teórico para entender lo que diré ahora. El estudio de “teoría de la comunicación humana” y de las conductas psicopáticas, entre otras cosas más, me han llevado a pensar que en las relaciones hay que tomar decisiones basándose en los actos y no a las intenciones. Me explico: el lenguaje análogo no tiene operadores lógicos (no puede decir “no”, “si” como condicional, “Y”, “O”), por lo que en teoría es imposible mostrar una negación. En cambio en el digital sí es posible (y muy facilmente).

Creo que la comunicación análoga es mucho más veraz. Pero sigue siendo una declaración de intenciones que no es vinculante (o sea, no es necesariamente lo que se hará), por lo que la única forma de juzgar una situación o relación es a través de los hechos. Las motivaciones, los pensamientos, los sueños, las justificaciones, todo eso no es aprehensible por mi en una forma que no me deje dudas (el otro puede mentir). O sea, puedo elaborar e imaginar qué pasa por la cabeza del otro, pero no puedo saberlo a ciencia cierta. Entonces no puedo basar mis acciones en lo que imagino que el otro imagina. Lo concreto de la relación explica mejor que nada qué sucede en ella. Si hace daño, hay que dejarla (a menos que seas masoquista).

Creo que no puede recalcarse lo suficiente: juzgar/evaluar por los actos, no por las intenciones. Les dejo algunos links sobre psicopatía, contradicciones, paradojas, etc.

3 respuesta a “Comunicación y enfermedad”

Deja un comentario