Bye bye radio

Después de 7 años ininterrumpidos, hoy renuncié a la Radio. ¿La causa? Un cuento largo y tortuoso con gente nueva, pero que afortunadamente terminó hoy.  Lástima que fue con escándalo… por mi parte.

Sinceramente no puedo jugar a la víctima, y eso me juega en contra muchas veces. Quedo como el malo de la película, pero no hay caso… hay algo que me impide ser “polite”: al pan, pan y al vino, vino.

La cuestión es que ahora quedo con un forado en el bolsillo, pero con la tranquilidad de no tener que aguantar leseras. Pues en mi pega oficial, aquella que no estudié, pero en la cual me desempeño bastante bien, me valoran mucho mas (y mejor) que en la que tengo el cartón.

En fin, fue bonito e interesante mientras duró. No hay resentimientos con la gente de la radio. Y a aquella persona con la cual nos agarramos de las mechas, sinceramente espero que le vaya bien. Yo sé que así será para mí.

4 comentarios en “Bye bye radio”

Deja un comentario