La estructura, la meta y mi lucha contra Goliat

Esta entrada es la parte 2 de 4 en la serie Diario de Escritura

Sin saberlo, al realizar mi documento de resumen de la trama, estaba realizando una planificación al estilo SINOPSIS mezclada con EL MÉTODO DE LA PIRÁMIDE DE FREYTAG, como lo describe Gabriella Campbell en su blog GabriellaLiteraria (dicho sea de paso, el descubrimiento de su blog abrió un mundo ante mis ojos).

¿Por qué esta mezcla? Pues porque escribí una versión ultraconcentrada que contenía todo lo que iba a tener la novela final. Incluyendo los giros, vueltas de tuerca y el final. O sea, básicamente, vomité la gran idea que tenía y la volqué de forma de sacármela del sistema.

Ahora bien, en este punto debo confesar que no tenía idea de cómo escribir una novela. He leído muchas, y también tengo el background de escribir notas periodísticas y reportajes, además de uno que otro cuento. Pero la estructura de la novela me tenía totalmente perdido. Se me escapaba. Incluso no tenía idea de cuál debía ser su longitud para que se considerara válida.

Asi que me puse a investigar. Continuar leyendo “La estructura, la meta y mi lucha contra Goliat”

Patada Inicial

Esta entrada es la parte 1 de 4 en la serie Diario de Escritura

En abril del 2015 me embarqué en un proyecto que venía pateando hace años. Creo que desde el 2006. El catalizador fue mi amigo Leo, que vino de visita a fines de marzo del año pasado desde Punta Arenas. Estabamos tomando once en la tranquilidad en el patio de mi casa, cuando comenzamos a hablar de nuestros proyectos. Él publicó su primer libro Yahón (Crónicas yahonianas nº 1) en epub (y el cual está en proceso de ser impreso en versión papel), y me comentó una interesante idea bastante desarrollada para unos guiones de TV.

Con Leo somos muy parecidos. Nacimos el mismo día, pero con 1.973,87 km de distancia (en línea recta). Él es mayor que yo por 15 minutos, creo. Ambos estudiamos periodismo en Santiago, trabajamos juntos en el diario La Nación en su versión online y tenemos muchos intereses comunes. Uno de ellos es la ciencia ficción… y otro, la escritura.

Le conté mi drama: tenía la idea de una novela que me urgía escribir (por su temática), pero que llevaba años sin pasar de la primera página. Lo que quería contar lo tenía muy claro. Pero cómo hacerlo, era el meollo de mi problema. Así llevaba montones de falsas partidas, que innevitablemente iban a parar al tarro de la basura. En mi computador seguía existiendo esa carpeta “Novela”, pero vacía. Continuar leyendo “Patada Inicial”