El laberinto del Fauno

Ofelia (Ivana Baquero) tiene doce años y debe lidiar con su madre embarazada y de frágil salud y con un padrastro malvado (Sergi Lopez) que es capitán del ejército franquista. Obligada a mudarse a un pequeño pueblo donde su padrastro debe prestar servicio, la joven Ofelia encuentra refugio en Mercedes (Maribel Verdú) la empleada de la casa y en el doctor del pueblo (Alex Angulo). No es fácil vivir en un país herido y en una familia fracturada, pero muy pronto Ofelia descubrirá el sentido de su vida cuando acceda a un mundo fantástico donde vive un misterioso Fauno que le revelará un invaluable secreto.

(Tomado de la descripción de la película en Cine Hoyts)

Ayer fui a ver “El laberinto del Fauno”. Debo confesar que fue de rebote, pues quería ver “El Custodio”, pero la habían sacado de la cartelera (no sé si por ser domingo o en forma permanente). Sumando y restando, era la única película que merecía verse a esa hora, por lo que entramos con la brujis.

“El laberinto del Fauno” impresiona por su producción. Una película española de fantasía, con buena ambientación y efectos especiales no se ve todos los días. Que se entiendan clarito los diálogos tampoco. Es que la factura técnica es impecable (y no debería esperarse menos, sobre todo tras el éxito de Guillermo del Toro en Hollywood).

Pero… y siempre hay un pero, la película tiene un defecto -a mi gusto- que la hace caer. Nunca se compromete. Es un juego de ambigüedades a un nivel, que te hace dudar de todo lo que has visto. Pero en otro nivel, creo que su mensaje es peor: la magia no existe, el mundo es cruel, no hay salida ni esperanza.

Y esta es la gran ambigüedad de la película: se vende como una fantasía, como un canto a recuperar la magia, a que lo fantástico existe, pero en realidad es un puñetazo al rostro y al estómago con la desesperanza como bandera. O en palabras de una psicóloga conocida: “es mierda envuelta en papel de regalo”. Sí, porque pensando en el tipo de público que irá a verla, su intención -al parecer- es demoler las esperanzas y meter un gol de mediacancha demostrando que todo es inutil, simples alucinaciones.

También podría hablar de las fallas en el guión, de cómo existen muchas situaciones absurdas que se notan están puestas allí para mover la historia pero que no se corresponden al caracter de los personajes, y muchas cosas más. Pero creo que lo importante es prevenirse que no todo lo que brilla es oro, ni toda película de fantasía es un canto a la magia.

5 comentarios en “El laberinto del Fauno”

  1. Puajt! La detesté!
    El tipo no cree en la magia, y el mensaje final es que la vida es terrible… todo el cuento del fauno queda relegado a la imaginación de la niña. No existe. Lo real es la guerra, el dolor, la muerte.. nada más.
    Ni una gota de magia…. ni una!

  2. Puaj!
    y yo que tenía intenciones de verla… =(

    Pero hace dos dias vi “La princesa monoke” y me recargó todas las pilas =)

    Cariños y nos vemos pronto.

  3. Pelicula no recomendada si ud anda deprimida o algo asi…. Fui a verla a un ciclo de cine al aire libre en el verano y mi amiga a la salida dijo: Quien habra sido la vieja ridicula que se la lloro toda?

    Obviamente.. la vieja ridicula era yo 🙁

  4. La unica via de escape para un niño ante una realidad aterradora, es su imaginacion. A pesar de la crueldad de la vida y de la muerte, a su manera, pudo morir feliz… esa es la inocencia de un niño.

  5. Soy española, y he de reconocer que no me gustó. Respecto a la fotografía me pareció que el exceso de efectos especiales y los numerosos encuadres en penumbra, la hacen hasta pesada.

    He leído más arriba que entender bien los diálogos en las películas españolas no os es muy común. Bien, me alegro de no ser la única que a veces no entiende.
    Lo cierto es que en España existen demasiados acentos para lo pequeño que es el país. Y supongo , que del mismo modo que al ver una película por ejemplo, argentina, tardo un rato en conectar con la manera de hablar para entenderlo y si hablan deprisa me quedo igual, a quien no es español le ha de ser también fastidioso escucharnos como se diría aquí “en nuestra salsa”.

    En mi opinión ,una película tan densa y espesa como su presupuesto para publicidad. En España nos la metieron hasta en la sopa para promocionarla, y al ir al cine, algunos quedábamos como decepcionados.

    Aprovecho para recomendar una película española del 2004, que está montada por diversos cortos de diferentes directores españoles. Una denuncia social que toca todos los ámbitos que preocupan a la España del 2003. El típico humor español al hablar de educación, política, querra, sanidad y frases como : “es más fácil conseguir un éxtasis que un libro” en boca de una adolescente, caracterizan a esta película:

    !HAY MOTIVO¡

    http://www.filmaffinity.com/es/film820003.html

    Un saludo

Deja un comentario