Soy Libre, uso software libre

Interesante el monito ¿eh? Y cuánto refleja el malentendido de nuestra cultura: Se es libre porque usas un gadget portable, o un sistema operativo X, porque tienes tu auto propio. Eres libre porque no pagas, porque puedes modificar el código fuente… Si alguien leyó mi post del 19 de marzo, entenderá a lo que me refiero.

Según mi punto de vista, el tema no deja de ser un distractor. Te da la ilusión de que luchas por tu libertad, cuando en realidad te enganchas mas y mas en aquello que no te permite serlo. Porque la verdadera libertad viene de adentro, de vencerte a tí mismo, como decía la antigua ley lobato. Ese despertar interior que te hace dar cuenta que todo es una ilusión y que venimos a jugar rol en forma inmersiva (o sea, a jugar a que somos alguien de determinadas características).

Con todo lo que sucede actualmente en el mundo, crisis financiera incluída, esta batalla por el software libre me parece incluso una estrategia de distracción. No es que esté en contra de sus principios. Todo lo contrario. Pero veo tal fundamentalismo en algunas posiciones que simplemente me parece que no se diferencia de otros mecanismos de control de las influencias A, tales como los clubes deportivos y las religiones organizadas.

Una cosa que me ha costado mucho aprehender es que el mundo está organizado de forma tan caótica para que experimentemos las dificultades y logremos superarlas. Es decir, este caos es parte constitutiva de nuestro aprendizaje y evolución. Por lo que pretender que la acción del hombre llevará en algun momento a la paz eterna, no deja de ser otra ilusión.

Al final, el camino es personal y único. Pero siempre pasa por comenzar a mirarte a tí mismo y dejar de aferrarte. No digo que dejes de ser activo en tu comunidad, sino que comienzas a tomar cierta distancia emocional y te das cuenta que hay que aplicar el desatino controlado, como lo llamaba Castaneda.

En resumen, y a lo que iba este post, cada vez más confundimos medios por fines, y nos sumergimos mas y mas en una ignorancia tecnocrática que parece conocimiento y que sólo alimenta mas y mas la ilusión. Termino con algo que puede sonar contradictorio viniendo de alguien que se gana el sustento con la tecnología y que muchos consideran inteligente: la tecnología y la inteligencia están sobrevaloradas.

Deja un comentario